• Hilos espiculados o dentados. Por su forma aserrada, los hilos espiculados son los que proporcionan un mayor agarre a la dermis. También son la opción más indicada para tratar las zonas del cuerpo con mayor flacidez, como las mejillas, la mandíbula o el cuello.
  • Hilos tensores monofilamento. El hilo tensor monofilamento, formado por una sola hebra, es el más fino y se utiliza fundamentalmente para corregir la flaccidez en la papada y afinar el óvalo de la mandíbula. Aunque no es tan habitual, también se pueden emplear en otras partes del cuerpo, como el pecho, los brazos, el abdomen o los glúteos.
  • Cómo funcionan los hilos tensores
  • Los hilos tensores ayudan a tensar y recolocar la piel que se ha descolgado por la edad. De este modo, proporciona a la dermis una mayor firmeza y tersura, elevando los tejidos faciales. Por su efectividad, es uno de los tratamientos antiaging más demandados.
  • Ahora bien: la acción de los hilos tensores va más allá, ya que también trabaja a nivel subcutáneo. En este sentido, hay que tener en cuenta que la polidioxanona estimula la producción natural de elastina y colágeno alrededor de las hebras insertadas. El resultado es unlifting facial sin cirugía, con lo que se logra disminuir la flaccidez y recuperar la firmeza y la elasticidad de la piel. Estará mucho más suave y luminosa, visiblemente rejuvenecida.
  • Esto es posible debido a que el sistema inmunológico reconoce los filamentos como un cuerpo extraño, por lo que intenta proteger el organismo mediante su eliminación. Para ello, se produce una reacción inflamatoria no tóxica e inofensiva, lo que propicia la formación de colágeno y la estimulación del riego sanguíneo.
  • Al tratarse de un procedimiento realizado con materiales que no producen alergias y sin apenas contraindicaciones, los hilos tensores son compatibles con otros tratamientos de medicina estética, como la radiofrecuencia. Esta última técnica consiste en la aplicación de ondas electromagnéticas para favorecer la producción de  elastina y colágeno y, en definitiva, contribuir al rejuvenecimiento facial.
  • El tratamiento con hilos tensores está especialmente recomendado para hombres y mujeres que deseen revertir los primeros signos de la edad en la piel, como las arrugas o los surcos demasiado profundos. Hay que señalar que esta técnica no es aconsejable para pieles maduras, con una flaccidez excesiva o arrugas muy pronunciadas.
  • Radiesse // Ellanse
  • El Radiesse es un producto que se utiliza para tensar las pieles maduras y atenuar arrugas que se forman con la edad y el paso del tiempo.
  • Su acción en todas las capas de la piel permite definir contornos faciales, redefinir el ovalo facial, eliminar la flacidez, y combatir el envejecimiento de la piel.
  • Además lograremos conseguir un efecto lifting sin cirugía.
  • Es un tratamiento que dura pocos minutos y los resultados van apareciendo a lo largo de tres meses.
  • También estimula la producción de colágeno natural en la zona y aporta el volumen perdido a lo largo del tiempo.
  • Podemos afirmar que tiene un doble efecto: tensa la piel y aporta volumen de manera eficaz.
  • También cabe destacar que es un producto que no migra hacia otras zonas y mantiene las expresiones propias del rostro, dejando un efecto totalmente natural.
  • Es un tratamiento seguro, revolucionario y con resultados 100% naturales siempre que lo realice un especialista en medicina estética.
RESERVA TU CITA CON NOSOTROS